Ana obregon sin maquillaje


Cargar Mas

No han sido unos meses fáciles para ella y, aunque nunca recupere la normalidad que tenía antes, poco a poco se ha ido reponiendo del dolor gracias al apoyo de todos sus seres queridos, que le están acompañando en este duro duelo y nunca soltarán su mano. Para recibir el año 2021,Ana Obregón se puso sus mejores galas, un largo vestido blanco, y se plantó en la Puerta del Sol para despedir el trágico año 2020 junto a Anne Igartiburu. Era la primera vez que se ponía delante de las cámaras después de perder a su único hijo, Álex Lequio, fallecido por culpa del cáncer el thirteen de mayo del 2020 en Barcelona. Una reaparición que no fue nada fácil para ella, según contó, y por la que estuvo mentalizándose durante mucho tiempo. Ana Obregón, sin embargo, durante las Campanadas no logró contener las lágrimas al recordar a su hijo, quien perdió la vida con solo 27 años. Siete meses después de la muerte de su hijo, Alex Lequio, la actriz de sixty five años así lo ha explicado en su cuenta de Instagram. Han pasado ya ocho meses desde que Ana Obregón tuvo que hacer la despedida más dura de su vida.Eso es lo que ha compartido en su cuenta de Instagram, donde publica una dolorosa reflexión al cumplirse ocho meses de la partida de su hijo. Además, aprovecha la ocasión para compartir la palabra que hace poco llamó su atención y que describe su estado actual.Además, Ana recordaba que siempre mandaba un beso a su hijo Aless cuando daba las Campanadas y que en esta ocasión se lo mandaba, pero al cielo. Unas palabras que han calado muy hondo en Anne Igartiburu mientras las escuchaba. Así pues, tanto Ana como Anne han deslumbrado con sus vestidos con los que han demostrado ser un tándem maravilloso que nada tiene que envidiarle al que formara Obregón con su compañero durante años en esta tarea navideña, Ramón García. Mientras que Anne ha lucido un precioso diseño de Lorenzo Caprilede manga larga, rojo, muy vistoso y lleno de luz con joyas de Lisi Fracchia, Ana ha brillado con una creación de Alejandro de Miguel y joyas de Rabat. Un vestido blanco de cortes limpios y sin excesos con el que la presentadora ha presumido de elegancia.

Lo mejor de ana obregon sin maquillaje

Primero con un se apagó mi vida, apenas unas horas después de conocerse su trágica muerte, pero también para agradecer el cariño tras el funeral, para recordarlo por su cumpleaños o para despedir a su perra. La presentadora publicó también un emotivo submit que Álex Lequio estaba preparando para su cuenta de Instagram, pero que no pudo terminar de escribir. «Retransmitir las Campanadas de fin de año un año más en mi casa, Televisión Española, es un privilegio que no podía rechazar. Me emociona despedir este año tan difícil para España y para mí; de esa forma espero poder agradecer el gran apoyo y cariño que he recibido por todos». Con estas palabras la madrileña transmitía hace unas semanas su satisfacción por volver a asomarse a uno de los balcones de la Puerta del Sol para despedir el año. Es la cuarta vez que la actriz participa en este acto, ya que asumió este papel en los años 1994, 1995 y 2004. Una reaparición que, como bien apuntó en sus redes sociales, le ayudará a «transformar el dolor y el sufrimiento en amor».¡No paras de trabajar! Yo creo que lo haces para no escucharme, bromeaba la actriz comentando una foto del joven en la que miraba atentamente el móvil mientra se daba un baño. A este grave problema se le suma uno más que lleva arrastrando desde hace 30 años. Antes de conocer a Alessandro Lequio y formar un familia con él, estuvo locamente enamorada de Fernando Martín. Según ella, siempre ha sido el gran amor de su vida y con quién hubiese formado esa familia. Desde que le tocó vivir el golpe más duro que le pudo haber dado la vida con la partida de su hijo Álex Lequio, Ana Obregón ha sentido que el mundo se desmorona y no quiere salir a la calle. La reina de los posados veraniegos acaba de demostrar que no necesita largas sesiones de peluquería y maquillaje para ostentar este honor. Después de un año complicado, Ana Obregón decidió este año retomar la costumbre de posar en bañador para las páginas de la revista ¡HOLA!La lucha de Aless contra el cáncer comenzó en 2018 cuando se le diagnosticó leucemia. Sus padres le acompañaron en este difícil proceso hasta que finalmente se despidió de ellos a mediados del difícil y confuso 2020. Ana Obregón tardó una década en volver a aparecer en la pequeña pantalla para comer las uvas, de nuevo, junto a Ramón García. Era la noche del 31 de diciembre de 2004 y apareció con un vestido de escote bustier satinado, una estola de piel por encima y con un hollywoodiense peinado con ondas. Uno de los momentos más recordados fue cuando lanzó por el balcón sin ningún tipo de miramiento la icónica capa de su compañero.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad